Home Office

Nequi, el primer neobanco 100% digital en Colombia, ayuda a las personas a tener una buena experiencia trabajando desde la comodidad del hogar.

 

Alrededor del COVID-19 se teje una nueva situación laboral. Muchos ciudadanos en Colombia y el mundo han tenido que adecuar sus casas para trabajar.

Los espacios que antes estaban dedicados al ocio, ahora se han convertido en escenarios para trabajar, sacar proyectos adelante, enviar mails, tener reuniones, entre otras labores del trabajo.

¿Cómo ser productivos en un espacio diseñado para descansar y relajar la mente, con tantas tentaciones (comida, cama, televisión) a la mano?

Para ayudar a las personas a tener una buena experiencia trabajando en casa, Nequi, el primer neobanco 100% digital en Colombia, comparte algunas recomendaciones para mantener el mismo nivel de productividad que normalmente hacen de manera presencial.

1. Bañarse a primera hora, porque no son vacaciones
A veces las personas piensan que trabajar desde la casa es sinónimo de no tener que bañarse o hacerlo al mediodía, antes de almorzar. Pero si no lo hace, la pereza puede terminar victoriosa. Además, el agua activa el cerebro, los músculos y proporciona energía.

Arréglese rápido y no pierda tiempo, como si fuera para una fiesta. La idea es trabajar cómodo, concentrarse y tener tiempo suficiente para cumplir con todas sus responsabilidades.

2. Respete sus horarios
No permita que lo ahogue la rutina del trabajo y se quede sin tiempos libres o reservados para otras cosas que le dan vida. Prometa y cumpla sus horarios de entrada y salida.

3. Seleccione un lugar indicado para trabajar
Busque un espacio en su casa en el que pueda concentrarse fácilmente y se active su creatividad.

Piense en un espacio donde no le dé calor, tenga una silla cómoda y no se quede suspendido mirando el televisor o por la ventana.

4. En casa, pero trabajando y sin salir
Es muy bueno que cuenten con usted o que disfruten su compañía, pero no significa que está disponible para ponerse a lavar ropa, arreglar el cajón del reblujo, organizar la nevera, entre otras tareas cotidianas.

5. Tener metas para cumplirlas
Inicie sus días con las responsabilidades claras de lo que debe terminar en esa jornada, incluyendo en su programación las pausas activas y los espacios para relajarse y volver a concentrarse mejor.

Es posible que procrastinar lo relaje, pero intente que no se le vaya toda el día en esto. Establezca prioridad a sus tareas y tendrá tiempo libre al terminar su jornada de trabajo.

6. Sin excusas para llegar tarde
Es muy importante respetar la puntualidad. Aunque sea en diferido, por teleconferencia, si lo invitaron es porque es muy importante que esté.

Si es usted el que cita a una reunión, piense primero si es necesaria, si el tema no se resuelve realmente con un correo, un mensaje instantáneo o una simple llamada.

7. Alimentarse y cuidarse bien
Es fundamental la alimentación por determinadas horas para no aguantar hambre por estar concentrado o terminar pendientes. Y para cuidarse y cuidar a los demás, evite salir de su casa y lávese bien las manos.

8. Pausas activas
Son descansos necesarios que ayudan a evitar enfermedades y a concentrarse mejor. En Internet, es posible encontrar varios tutoriales para hacer estas pausas y estirar su cuerpo.

Leave a Reply