Nintendo Switch

La epidemia del coronavirus es la causante de los rezagos en la producción y embarques de la consola al país asiático.

 

Aunque China es un mercado referente en sus operaciones de manufactura, Nintendo anunció que es «inevitable» que registre retrasos en la producción y envíos a Japón de su consola de videojuegos Switch y los controladores Joy-Con a raíz de la epidema del coronavirus en el país más poblado del mundo.

En los rezagos también consideran la distribución del juego Ring Fit Adventure que incluye un periférico adicional.

En 2019, Nintendo movió parte de su producción de China a Vietnam con el propósito de diversificar sus operaciones y mitigar cualquier tipo de riesgo, bajo la perspectiva de la guerra comercial del presidente estadounidense Donald Trump y la imposición de aranceles en contra de las importaciones que el país norteamericano hace de China.

Sin embargo, la compañía japonesa continúa haciendo la mayor parte de sus hardware en China.

Además, Nintendo informó que envió 52 millones de unidades de su consola Switch desde su lanzamiento en 2017, casi 4 veces más de las que produjo de la Wii U.

Pero Nintendo no es la única compañía fabricante de hardware para videojuegos en China, sino que también Microsoft y Sony producen en dicho país sus consolas Xbox y PlayStation,, respectivamente.

Los efectos del coronavirus se sienten en muchos sectores, incluyendo el Gaming.

La compañía desarrolladora Activision Blizzard, que tiene previsto iniciar la Overwatch League para febrero, se vio obligada a retrasar sus primeros partidos en China que ahora se llevarán a cabo en marzo.

Expertos analizan si los retrasos en la manufactura en este sector también generará impacto en otros mercados, como Estados Unidos, el cual importa el 96% de sus consolas de videojuegos de China.

Fuente: Forbes

Leave a Reply