Según Alberto Redondo, Director de Marketing de SERES para Iberia y Latinoamérica, la adaptación a la factura electrónica traerá cambios en los procesos internos de las empresas y en la relación con sus clientes y proveedores.

 

Se espera que en los próximos meses, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) publique una nueva resolución orientada a reducir el uso de facturas en papel en las empresas colombianas.

Esta acción entraría dentro del marco de la promoción del uso de la factura electrónica en el país. El objetivo es que, en 2022, las empresas solo puedan emitir en formato papel, como máximo, el 10% de sus facturas.

La DIAN continúa allanando el camino para la progresiva implementación de la factura electrónica en el país y las últimas cifras facilitadas por el ente público confirman que los esfuerzos llevados a cabo hasta el momento están dando buenos resultados.

Según cifras facilitadas por la DIAN, en Colombia se emiten al día 4 millones de facturas electrónicas. Actualmente hay casi 120 mil contribuyentes obligados a facturar electrónicamente y todo apunta a que estas cifras aumentarán de manera significativa a lo largo de 2020.

El Gobierno Colombiano es consciente de los múltiples beneficios que ofrece la facturación electrónica y lleva años impulsando la masificación de su uso en el país, al igual que ha sucedido en otros países de América Latina.

Además, la factura electrónica es una pieza clave para la transformación digital de las Administraciones Públicas y aporta transparencia y eficiencia a la actividad económica del país.

La importancia de elegir un buen proveedor de facturación electrónica
La experiencia vivida en Colombia, y en la mayoría de los países donde se está adoptando la factura electrónica, enseña que la mejor opción para comenzar a facturar electrónicamente es elegir un buen proveedor de factura electrónica.

SERES, pionero y especialista en intercambio seguro de documentos, asegura que es importante contar con un socio de confianza que vaya guiando y acompañando a las empresas en el proceso.

El servicio de SERES permite gestionar de forma masiva envíos certificados con acuse de recepción, la recepción de documentos por un tercero, la firma electrónica de documentos (pólizas, contratos, nóminas, plantillas, etc.)

Además, este socio debe ser capaz de ayudar a la empresa en el proceso de negocio, asesorándola y, si es necesario, formando a los equipos a los equipos para que sean capaces de entender lo que pide la DIAN y, desde su cumplimiento, diseñar las mejores estrategias de negocio y de relación con sus clientes y proveedores.

SERES opera desde hace más de una década en Latinoamérica y una solución global de facturación electrónica que se adapta a todas las normativas internacionales, cumpliendo siempre, en tiempo y en forma, con las nuevas disposiciones que se vayan publicando.

“La adaptación a la factura electrónica conllevará cambios en los procesos internos de las empresas y también en la relación con sus clientes y proveedores. La elección de un proveedor de servicios de facturación electrónica con experiencia simplifica mucho la adaptación a dichos cambios”, explica Alberto Redondo, Director de Marketing de SERES para Iberia y Latinoamérica.

Menos costos, más productividad
La adopción de la factura electrónica reduce costos, tiempos y aumenta de manera significativa la productividad de las empresas.

Asimismo, reduce al máximo los posibles errores que puedan surgir en el proceso de envío, recepción y gestión de facturas.

Cuando una empresa envía facturas en papel, se envía por correo postal y el receptor es el encargado de introducir los datos de la factura de forma manual.

Leave a Reply