BYD e5

En total fueron 10 detenciones para recargar la batería de 400 kilómetros de autonomía del BYD e5 en casi 10 días de viaje.

 

Gracias a la evolución y desarrollo que han tenido los vehículos eléctricos en términos de confiabilidad y autonomía, sumados a la implementación de troncales eléctricas en algunos corredores viales de Colombia, es posible viajar hasta otra ciudad a bordo de un auto con esta tecnología.

Así lo demostró Óscar Pérez, un ingeniero electrónico quien junto con su familia y a bordo de un BYD e5, realizó el trayecto Bogotá – Guajira – Bogotá.

Esta es quizás la primera prueba voluntaria y sin apoyo del fabricante, de la que se tenga registro alguno en el país, y que tuvo como objetivo demostrar la eficacia de esta tecnología.

En el pasado, Óscar ya había realizado, en el mismo vehículo, la ruta Medellín – Bogotá con una sola carga.

“En Medellín cargué en el Centro Comercial Oviedo y llegué a Bogotá al punto de carga de La Bolera en El Salitre, con apenas el 3% de batería, fueron 416 kilómetros”, comenta Pérez.

Esto demuestra la gran autonomía de la batería del BYD e5 y su bajo consumo en condiciones reales de uso.

Si bien, el principal inconveniente es la poca infraestructura de puntos de carga en carretera y ciudades, eso no fue impedimento para que Óscar viajara desde Bogotá hasta el Parque Eólico Jepírachi, al norte del Cabo de La Vela (Guajira) a bordo de su vehículo eléctrico, para lo cual adquirió como apoyo un cargador portátil trifásico.

“La vía que utilizamos fue la Ruta del Sol, pasando por Valledupar, con una distancia superior a 1.100 kilómetros. Mi objetivo era mostrar que era posible viajar en un auto eléctrico con la familia, en Colombia e ilustrar el camino a otros propietarios de vehículos eléctricos para que realicen un recorrido de este tipo”, indica Pérez.

Este ingeniero optó por dicha referencia de BYD, debido a que es el vehículo con mejor autonomía del mercado, al otorgar 400 kilómetros.

Otra de las razones fue la potencia de 160 KW (215 Hp), su buen equipamiento, así como el amplio espacio interior, para llevar cómodamente a su esposa, tres hijas y mascotas, a lo largo de un trayecto tan extenso.

“El carro resistió el uso y el abuso en este viaje, con terrenos destapados y en mal estado, dunas de arena y las altas temperaturas”, agrega Pérez para quien su mayor preocupación era donde poder cargar el vehículo.

Gracias a la página www.electromaps.com, en la que la comunidad de usuarios de vehículos eléctricos incluyen los sitios en los que es posible cargar un vehículo, Óscar planeó su viaje.

En la ruta que tomó hay habilitados dos puntos de carga rápida: el primero a la salida de Bogotá en la estación Terpel La Báscula ubicada por la calle 80 luego del Peaje de Siberia, y en la estación Terpel Montecristo, ubicada en Puerto Salgar (Cundinamarca).

De allí en adelante, se defendió con su cargador portátil, el cual conectó en dos hoteles donde pasó la noche y en casa de un amigo en Valledupar (Cesar).

Con el consentimiento de los gerentes de los hoteles El Escorpión en San Alberto (Cesar), Villa María en Uribia (La Guajira) y en la casa de su colega y amigo en Valledupar (Cesar), instaló una toma industrial para conectar el cargador trifásico, sitios que ya figuran en www.electromaps.com.

“Cualquiera con un vehículo eléctrico de buena autonomía y un cargador portátil, puede realizar este recorrido, cargando en esos nuevos puntos que instalé. La idea es que más hoteles y restaurantes se sumen a esta iniciativa de ubicar este tipo de puntos de carga, labor que estoy en la capacidad de realizar con una inversión menor a 200 mil pesos, y así permitir que los viajeros a bordo de estos vehículos lleguen y recarguen”, explica Pérez.

Este ingeniero electrónico, apasionado por la movilidad eléctrica, tiene como objetivo demostrar que es posible viajar a diferentes ciudades colombianas con un auto eléctrico, y a través de su página web www.vatiolibre.com, ofrece consejos, recomendaciones y tips de manejo, que mejoran la autonomía de las baterías.

Según Pérez, una conducción regulada que no supere los 90 km/h y colocando al máximo el sistema de regeneración de energía (freno regenerativo), es la clave para extender la autonomía de la batería con un uso regulado del aire acondicionado, utilizándolo solo en zonas cálidas y a una temperatura media.

“Otra forma de reducir el consumo, debido a la resistencia del aire, es conducir detrás de un vehículo grande, un bus o un camión. Obviamente respetando una distancia de frenado adecuada para mantener la seguridad”, puntualiza.

De esta manera, gracias a la tecnología con la cual BYD equipa sus vehículos, cumple con la filosofía de su lema corporativo “Build Your Dreams” permitiendo que sus clientes construyan sus sueños y los hagan realidad, cuidando además el medio ambiente.

El viaje en cifras
– 2.670 kilómetros recorridos totales.

– Bogotá – Parque Eólico Jepírachi (La Guajira): 1.492 kilómetros, en 5 días 21 horas incluyendo visita a sitios turísticos y detenciones.

– Cabo de la Vela (La Guajira) – Bogotá: 1.178 kilómetros, en 2 días 11 horas incluyendo el tiempo para recarga, dormir y comer.

– 5 detenciones en cada trayecto, para recargar la batería de 0 a 100% de capacidad: Terpel La Bascula (Siberia) saliendo por la 80 menos de 2 horas; Terpel Puerto Salgar menos de 2 horas; Hotel El Escorpión San Alberto menos de 5 horas; Ing. Mestre Valledupar menos de 10 horas; Hotel Villa María en Uribia (La Guajira) menos de 10 horas.

Leave a Reply